26/10/2021

Loreto Noticias

El Acontecer del Perú y el Mundo

Guido Bellido: desorden y contradicciones ventilan fraccionamiento en el Gobierno | ANÁLISIS

CONTRADICCIONES

Integrantes del Ejecutivo muestran un nuevo fraccionamiento. Esta vez, por el reconocimiento o no de las autoridades venezolanas. (Foto: GEC/Reuters)


La posición del Perú respecto a Venezuela ha generado visibles fracturas en el Ejecutivo. El viceministro de Relaciones Exteriores Luis Enrique Chávez aseguró el último lunes que nuestro país no reconoce a ninguna autoridad legítima en la gestión de Nicolás Maduro desde el 5 de enero de este año. Sin embargo, el primer ministro, Guido Bellido, desautorizó horas después tales declaraciones y “abrió las puertas” al viceministro y al canciller Óscar Maúrtua en caso no estén de acuerdo.

En su cuenta personal de Twitter, publicada a las 00:11 de este martes, Bellido afirmó que no es cierto que el Gobierno de Castillo desconozca a las autoridades en Venezuela.

LEE TAMBIÉN | Pedro Castillo se enfrenta al reto de ser consecuente

Además, informó que el jefe de Estado había sostenido una reunión con Maduro, pese a que esta reunión para abordar asuntos bilaterales no fue considerada en la agenda oficial. Fuentes de El Comercio confirmaron que los jefes de Estado tuvieron un “breve encuentro” el último sábado -en México- “para tratar estrictamente [temas] de migración”.

Como ha ocurrido en anteriores ocasiones, en el Consejo de Ministros hay voces que contradicen lo expresado por el primer ministro. El ministro del Interior, Juan Carrasco, dijo que están “de acuerdo con lo señalado por el encargado de Relaciones Exteriores, que en este caso es el canciller [Oscar] Maúrtua”. Recalcó que es el presidente Castillo quien deberá aclarar esta situación.

LEE TAMBIÉN | Defensoría del Pueblo pide archivar proyecto de Perú Libre sobre medios de comunicación

Este desorden en el Gobierno se había hecho ya evidente con los casos, por ejemplo, de la permanencia del aún ministro de Trabajo, Iber Maraví; el destino de los restos del genocida Abimael Guzmán y el verdadero papel de Vladimir Cerrón, líder de Perú Libre y condenado por corrupción.

CONTRADICCIONES
Mensaje de Guido Bellido contra su propio canciller llegó cuando tanto el titular de Torre Ragle como el presidente Pedro Castillo se encontraban en Estados Unidos.

Desde el Congreso, el vocero de Renovación Popular, Jorge Montoya, reiteró su pedido para que Bellido salga del cargo y calificó como un “despropósito y falta absoluta de liderazgo y respeto” el tuit que escribió el primer ministro contra Maúrtua y el vicecanciller.

Consultados por El Comercio, Violeta Bermúdez y Juan Jiménez, expresidentes del Consejo de Ministros, consideraron que lo que está sucediendo es una mala señal del Gobierno hacia la ciudadanía y señalaron que Bellido está ventilando discrepancias que, si bien siempre pueden existir, deben ser resueltas internamente.

Bermúdez, quien fue jefa del gabinete durante el gobierno de Francisco Sagasti, dijo que el rol del Consejo de Ministros es coordinar y por ello se tiene que articular las posiciones que hay en la interna. Recién ocurrido ello, el Gobierno comunica el acuerdo, añadió.

“Probablemente lo que se esté demostrando es que hay poca articulación interministerial. El rol del PCM es precisamente liderar esa articulación intragobierno para que tenga una voz única respecto a las políticas de Estado”, dijo Bermúdez a El Comercio.

El vicecanciller Luis Enrique Chávez aseguró que el Perú no reconoce a ninguna autoridad legítima en Venezuela desde el 5 de enero del 2021, fecha en la que el Grupo de Lima se pronunció por última vez sobre la situación política y social en ese país sudamericano.


En su opinión, esta situación evidencia la poca experiencia sobre la gestión gubernamental. “No me refiero a que hayan tenido que estar antes [en el gobierno], sino a lo que significa el manejo de la gestión pública. Creo que es fundamental que tanto el presidente como su gabinete puedan definir una metodología de trabajo, sobre todo pensando en que la ciudadanía quiere mensajes claros, que estén en sintonía”, cuestionó Bermúdez.

Por ello, agregó que las discrepancias se manejan primero internamente, luego se toma una decisión y se comunica. Pero si hay varias vocerías en sentido diferente, los que recibimos el mensaje podemos malinterpretar.

Dijo que aunque es normal y saludable que existan diferencias entre los ministros, el espacio para su discusión son las sesiones de Consejo de Ministros. “Si queremos fortalecer las instituciones democráticas siempre debemos conducirnos por los canales institucionales: los consejos de ministros son los espacios de discusión interna, donde los ministros exponen sus ideas. Uno puede comentar, pero la ciudadanía quiere certezas”, incidió.

LEE TAMBIÉN | “Pagos fantasmas” identificados por Contraloría suman casi S/ 36 millones

En ese sentido, comentó que la comunicación luego de las sesiones son actos de transparencia. La última conferencia de prensa que ofreció el Consejo de Ministros tras una de sus reuniones ocurrió el 20 de agosto.

“Lo mejor de una democracia es la comunicación con la ciudadanía y eso no se puede perder. Quizás la inexperiencia muestra estas debilidades, pero el gobierno ya va a tener un par de meses, creo que deberían organizarse un poco mejor”, dijo Bermúdez.

Señaló que hay varias observaciones al Consejo de Ministros y es necesario “que el presidente las evalúe”. Sugeriría al PCM que lea la Constitución, que lea la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo, que vea las funciones que tiene la PCM y que actúe acorde con lo que señala el mandato legal”, concluyó.

En tanto, Juan Jiménez dijo a El Comercio que si estas diferencias entre ministros son ventiladas, se emite una señal negativa del gobierno y su fraccionamiento.

Es una pésima señal porque la idea de un gabinete es tener un equipo de trabajo afiatado, que camina en un mismo rumbo, donde puede haber planteamientos diversos pero las discrepancias deben resolverse internamente y no a través de las redes sociales”, opinó.

La coordinación, una de las responsabilidades del primer ministro, no estaría siendo cumplida. “Lo que denota esto es que no hay una adecuada coordinación entre los diferentes ministerios y esto sí es responsabilidad directa del primer ministro, que es de coordinación”, comentó Jiménez.

Alertó que Bellido no solo ha comunicado una discrepancia, sino ha dado a entender que el canciller y vicecanciller podrían salir del gabinete.

El primer ministro está equivocando su conducción, no es la primera vez que va a quedar mal parado en relación a lo que piensa el presidente. […] Ahora vamos a ver qué dice el presidente [Castillo], lo cauto es que no remueva al canciller por un motivo como este, lo cual deja en offside al primer ministro otra vez”, adelantó.

En ese sentido, recalcó que cuando un primer ministro es desautorizado por el presidente —como ocurrió anteriormente en el caso del ministro Iber Maraví— “el camino es la renuncia. Es clarísimo que el presidente no le está haciendo caso, ha sido muy imprudente Bellido en ventilar esto públicamente”, agregó.

Jiménez cuestionó también la comunicación del gobierno, que por el momento denota improvisación. Esto debido a que el ministro Bellido es quien comunicó de la reunión que tuvo el presidente Castillo con Maduro en México.

“Si el presidente se reunió con [Nicolás] Maduro, pues que lo diga. No hay nada que ocultar. El trabajo de presidente es una labor de altísimo seguimiento por parte de la opinión pública y los peruanos tenemos derecho a saber qué hace el presidente”, dijo.

LEE TAMBIÉN | Actas revelan la falta de liderazgo de Pedro Castillo, aseguran ex primeros ministros

Maraví y la renuncia que quedó en recomendación

CONTRADICCIONES
El titular del ministerio de Trabajo dijo hace dos semanas que puso su cargo a disposición. Horas antes Guido Bellido había dicho que le pidió que renuncie. (Foto: Difusión)

En estos dos meses del Gobierno de Pedro Castillo los ministros han tenido otros episodios de discrepancias y contradicciones públicas. A pocos días de la nueva gestión, la salida del exministro Héctor Béjar fue pedida por Guido Bellido, aunque el excanciller esperaba aclarar los cuestionamientos en su contra en el Congreso. Manifestó al portal cubano Prensa Latina que le pidieron renunciar para evitar que hable en el Legislativo y esto “ha sido una forma” de censurarlo.

La frustrada salida del ministro de Trabajo, Iber Maraví, dejó a Bellido fuera de juego. El aún titular de ese sector, quien según testigos fue integrante de Sendero Luminoso, se mantiene en el cargo pese al pedido de renuncia formulado por el primer ministro.

A fines de agosto, Bellido declaró al portal Sudaca que había solicitado esta renuncia a Maraví por la serie de cuestionamientos que aún mantiene. “(El pedido de renuncia) es por el escenario político, de cómo se está tornando. Y es parte, de alguna manera, de evaluar la situación. Supongo que en el transcurso del día va a confirmar (su renuncia el ministro de Trabajo)”, indicó.

Sus declaraciones, sin embargo, fueron reacomodadas horas más tarde. Aclaro que, si bien es cierto he recomendado la renuncia del ministro de Trabajo, eso no significa que él haya renunciado”, escribió en su cuenta de Twitter el 30 de agosto.

Luego de estas declaraciones, Maraví dijo que “efectivamente [Guido Bellido] me recomendó presentar mi renuncia al cargo, sin embargo, mi persona no ha presentado ninguna renuncia al cargo, más bien lo que acabo de hacer ahora es poner a disposición mi cargo ante el presidente de la República quien pues, como jefe de Estado, tendrá que evaluar y decidir lo que él crea pertinente”. Es decir, que la decisión iba a recaer en el jefe de Estado y no en Bellido, pese a que el titular de la PCM había pedido su renuncia.

En medio de estas desautorizaciones, Bellido afirmó que había recomendado la salida de Maraví para “mantener la armonía con las bancadas” del Congreso. Pero Maraví reiteró que es Castillo quien debe tomar la decisión final sobre su continuidad o no. “Lo que he hecho, por respeto al presidente, porque él toma la decisión final, he puesto mi cargo a su disposición”, dijo el titular de Trabajo. Hasta el momento, aquello no ocurrió.

Cerrón y su influencia en el gobierno

CONTRADICCIONES
(Foto: El Comercio)

Un tercer desacuerdo en el gabinete ocurrió durante la primera quincena de setiembre. El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Aníbal Torres, consideró que el sentenciado secretario general de Perú Libre, Vladimir Cerrón, es una influencia negativa en la gestión de Pedro Castillo.

Para mí [Cerrón] sí [es una influencia dañina para el Gobierno], porque nadie pueda tomar decisiones ahí si no tiene una facultad otorgada por el ordenamiento jurídico, por la Constitución que define quienes gobiernan. No personas que no han llegado democráticamente”, dijo en entrevista con Agenda Política.

Sin embargo, esta posición no fue compartida por todos los ministros. Rubén Ramírez, titular del Ambiente, dijo a RPP Noticias que “es su versión, que respeto, pero hay una posición bien clara en el gobierno. Me parece que la percepción del ministro [Aníbal Torres] todavía no es muy solvente, en el sentido que, hasta donde yo sé, en este caso el señor Cerrón no participa y no tiene injerencia en el gobierno”.

Lo dicho por Torres tampoco fue aceptado por Bellido. En entrevista con TV Perú, señaló que aquello fue “una opinión personal del ministro, que probablemente tenga sus razones. Nosotros no queremos entrar en ese terreno, sino en resolver los problemas del país”.

Finalmente, el Consejo de Ministros tuvo también distintas versiones respecto a cuál sería la posición del gabinete sobre el destino de los restos del cabecilla terrorista Abimael Guzmán.

El primer ministro Bellido dijo que no se había abordado el tema de Guzmán en la sesión de ministros. “Por tanto, sigue en pie la postura del Gobierno de que quienes tienen que ver eso es el Ministerio Público”, remarcó.

Periodista Hellen Meniz denunció la agresión cuando a la salida del presidente de la República, Pedro Castillo, quien visitó el local comunal ‘Año Nuevo’ en Comas.


Sin embargo, la vicepresidenta Dina Boluarte, titular de Desarrollo e Inclusión Social, manifestó una posición distinta a la de Bellido. En Twitter, escribió que en el Consejo de Ministros sí se había conversado sobre la competencia del Ejecutivo “ante el vacío legal del destino del cuerpo” del terrorista. Además, informó que respaldó la propuesta de que el cadáver del genocida fuera incinerado. Aclaró, no obstante, que no hubo votación.

(Con informción de El Comercio)

TE PUEDE GUSTAR

+ Lionel Messi se sometió a una resonancia magnética y preocupa al PSG

+ “André Carrillo se ha comunicado con Néstor Bonillo”: última información da esperanza

+ Ganamos un soldado: Sergio Peña superó su lesión

+ Renato Tapia jugó en Celta de Vigo: elogios y grandes estadísticas en solo un tiempo