28/11/2021

Loreto Noticias

El Acontecer del Perú y el Mundo

Pedro Castillo y las cuestionadas designaciones: ¿Cómo impactan en el Gobierno? | ANÁLISIS

cuestionadas designaciones

Desde polémicos casos en el primer Gabinete hasta recientes nombramientos y anuncios. Tres analistas evalúan las decisiones del presidente Pedro Castillo


En casi tres meses de gobierno —en los que ha tenido ya dos Gabinetes Ministeriales— el presidente Pedro Castillo ha tenido decisiones que han recibido distintos cuestionamientos, entre ellas designaciones o anuncios de nombramientos de ministros, funcionarios de menor rango o asesores.

En el primer Gabinete, algunos casos fueron los del ex primer ministro Guido Bellido, el excanciller Héctor Béjar o el exministro de Trabajo, Iber Maraví. En el segundo, el ministro del Interior, Luis Barranzuela; o el titular de Educación, Carlos Gallardo. Además, recientemente hubo intentos para nombrar a Richard Rojas, dirigente de Perú Libre investigado por lavado de activos, como embajador de Venezuela o al exalcalde capitalino Ricardo Belmont como asesor presidencial.

VER TAMBIÉN

De cara a los primeros cien días de gobierno, tres analistas evalúan las decisiones del mandatario en cuanto a las cuestionadas designaciones. Participan los politólogos Jorge Aragón y Katherine Zegarra, así como el analista político José Carlos Requena.

1. ¿Cómo calificar las decisiones del presidente respecto a designaciones?

Aragón: Son decisiones muy coyunturales, de resultado de un diagnóstico del momento. El primer Gabinete respondió a la necesidad de comenzar pisando fuerte, sin perder el vínculo con Vladimir Cerrón. El segundo tiene que ver con cómo se va deshaciendo de esa primera apuesta, pero dejando la ventana abierta. Pienso en Castillo como alguien que sabe que tiene sobre sí la posibilidad de la vacancia, que constantemente se ve no digo confrontado, sino deslegitimado. Son esas cosas que lo hacen estar constantemente en ese ritmo frenético de irse ubicando en el momento, no perder aliados y mantenerlos a como dé lugar. Y termina jugando con los jales, nombramientos, como resultado de toda esta situación.

Zegarra: Castillo no viene de un partido fuerte con cuadros preparados para asumir diferentes cargos, como tendría que ser en una sociedad con partidos relativamente institucionalizados. Las decisiones polémicas de Castillo no son solamente de él, hubo otros presidentes que también han presentado ministros cuestionables. Barranzuela, sin duda, es un ministro que genera mucha resistencia. La designación de Guido Bellido como primer ministro fue una mala decisión política, porque se necesitaban consensos. Eso es perjudicial para la gobernabilidad y para que se mantenga en el cargo, teniendo en cuenta de que los parlamentarios ya han legislado sobre los límites de la cuestión de confianza y se habla de la posibilidad de una vacancia, al menos por parte de una parlamentaria, que es Adriana Tudela [Avanza País].

Requena: Son designaciones muy cuestionables. No creo que aporten, crean más flancos. Tampoco tienen una experiencia de gestión que pueda solucionar los problemas que la gente enfrenta. En el Gabinete previo, Guido Bellido e Íber Maraví eran los principales pasivos. Pero en general, solo hablando del Gabinete, las decisiones positivas se contaban con los dedos de las manos. Ahora en el nuevo Gabinete hay algún refresco, pero tampoco es que se haya cambiado la situación radicalmente. Vásquez es una mejora respecto a Bellido, pero Barranzuela no necesariamente lo es respecto a Juan Carrasco. Pero uno se queda corto, están Julián Palacín [Indecopi], el jefe de la DINI [José Fernández Latorre].

cuestionadas designaciones
Iber Maraví y Guido Bellido fueron dos de los ministros más cuestionados del primer Gabinete del presidente Pedro Castillo. (Fotos: Congreso / PCM)

2. ¿Los casos de Barranzuela, Rojas y Belmont desgastan más al gobierno?

Aragón: Para el país, la designación de ministro del Interior [Luis Barranzuela] no es una buena decisión, pero parece que es parte de la estrategia de no perder el apoyo que Cerrón pueda ofrecer en número de congresistas para cualquier eventualidad. Tiene que hacer concesiones a Cerrón, igual con la designación del embajador en Venezuela [Richard Rojas]. Termina siendo algo que juega en contra. Pero parte del escenario que está enfrentando es muy hostil. Si no encontramos eso en la ecuación, nos termina pareciendo una persona con decisiones muy cuestionables. El Congreso no ha tenido ninguna intención de mejorar el balance de poderes, sino que lo ha puesto en contra de Ejecutivo. Si no hay un cambio del otro lado también, difícilmente vamos a saber si Castillo tiene el convencimiento de estar menos preocupado por la sobrevivencia inmediata.

Zegarra: Los últimos casos no le suman al Gobierno, le generan mayores debilidades y dificultades para gobernar. En el caso de Belmont, es un viejo político no muy exitoso en los últimos años. Es una mala jugada por parte del Ejecutivo. Lo que estamos encontrando son decisiones del presidente que al mediano y largo plazo van a dificultar la gobernabilidad y, en el peor de los casos, el tiempo que va a permanecer en el poder. Es importante que el presidente genere la mayor cantidad de apoyo para que, en esta situación de mucho conflicto político, se quede el mayor tiempo posible. Pero se está debilitando progresivamente que a mí me da temor que se quede en la total soledad y, ante cualquier respuesta del parlamento, él no tenga ningún tipo de apoyo para permanecer en el poder.

Requena: Sí. Y eso lo reflejan las cifras de aprobación popular, que se han estancado y la gente empieza a tener cada vez más impaciencia. Si al final de cuentas fueran un pasivo, pero que generaran algo de gestión, se podría entender que es una apuesta tolerable, porque son buenos gestores. Yo no le conozco esa experiencia a ninguno de los personajes mencionados. No veo qué cosa positiva sacar de algunos de los nombres señalados.

cuestionadas designaciones
Congresistas de distintas bancadas han demandado la salida del ministro del Interior, Luis Barranzuela. (Foto: Presidencia).

3. ¿Cómo explicar que insista en nombramientos de personas cuestionadas?

Aragón: Lo que el presidente Castillo hace en la designación del segundo Gabinete es una serie de concesiones con algunas voces críticas. El tema es quién detiene esta confrontación. Porque mientras la confrontación siga en esos términos y la salida siga siendo la vacancia o interrupción de este Gobierno, a Castillo lo estás arrinconando. Es tratar de encontrar un equilibrio. Pero dado el contexto de sobrevivencia, él echa mano de lo que pueda. ¿Qué cosa lo puede haber llevado a elegir a Ricardo Belmont como asesor? Es una cosa que desde fuera es difícil de entender. Quién sabe si es un contacto con un sector empresarial.

Zegarra: Cuando se tiene soledad política, hay menos posibilidad de generar buenos cuadros y más probabilidades de equivocación en designaciones. Los tecnócratas o los políticos con buena reputación tienen más resistencia a aceptar cargos si se mantiene en el Gabinete a personas cuestionadas. Hemos visto esto en los últimos cinco períodos legislativos, con excepción del Apra. Lo que encontrábamos era que el líder del partido, aunque era débil, no era cuestionado como líder de partido. Toledo era la cabeza de Perú Posible, lo mismo con Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczinski. No había cuestionamiento de liderazgo en esta situación donde los partidos son débiles y no tienen cuadros. En el caso de Castillo ello aumenta, no solo no tiene cuadros por la situación estructural del partido que es débil, sino tiene otra dificultad, que es su cuestionamiento como líder. Esto genera más conflictos.

Requena: Entendería que va por una cuestión de desconocimiento, de un entorno que debe mejorarse, errores de cálculo. El partido no es una fuente de cuadros que puedan aportarle al gobierno. Tendrá que buscarlos en otros espacios. El tema es que son desconcertantes los reclutamientos de gente como Belmont, Maraví; y el hecho de que el partido tenga tantos pasivos, también. Hay algunas cosas que de alguna manera nos han salvado de que la situación sea peor, son algunos filtros que la administración pública tiene, requisitos que muchos de los militantes de Perú Libre no cumplían.

CUESTIONDAS DESIGNACIONES
La designación de Richard Rojas como embajador se sumó a la lista de nombramientos discutidos de la gestión de Pedro Castillo. (Foto: Alessandro Currarino / El Comercio)

4. ¿Qué podría hacer el presidente para inclinar la balanza en adelante?

Aragón: En parte, puede seguir insistiendo con lo que ha venido haciendo. La designación de Mirtha Vásquez es un cambio importante. Es un personaje que, sin dejar de ser una política de izquierda, puede dialogar. Pero para que esa mejor cara se haga más sólida, tendría que haber un cambio en parte de la oposición, porque de lo contrario no muy difícilmente va a perder apoyos políticos que le podrían ser claves para seguir en el cargo. Me temo que se requiere algo a dos bandas: ¿quién va a dar el primer paso?, es central. Pienso que todavía no hemos visto emerger un liderazgo más moderado por el lado del Congreso, esa podría ser una salida, pero no la veo en la Mesa Directiva actual. El punto de partida es que este gobierno es ilegítimo, cosa que es una exageración.

Zegarra: Es imposible contentar a todos, pero la designación de personas que tengan una ideología de izquierda podría disminuir la resistencia dentro de parlamentarios de izquierda que lo apoyan. Pero es la elección también de personas que no sean cuestionadas. Hay personas de izquierda que no tienen cuestionamientos policiales o problemas con la justicia. Sería la mejor decisión, respetando la elección en la cual ha ganado un gobierno de izquierda, que se designe a personas que no sean cuestionadas, no tengan problemas con la justicia y conozcan relativamente el Estado. Lo que hemos visto son designaciones de personas que no conocen el Estado, son cuestionadas o tienen problemas con la justicia, y esto genera mayor resistencia.

Requena: Para acercarse a la solución de los problemas, no digo solucionar, requiere convocar a los mejores cuadros. Todo gobierno tiene un espacio para la gente que lo apoyó, tiene modos de retribuir a su clientela, pero eso no tiene por qué ser la generalización de todos los nombramientos. Tiene que construirse sobre lo positivo que se tiene. La relación con el Parlamento debe de manejarse con una coordinación mínima para poder avanzar. ¿Cómo generas confianza con eso? Mostrando resultados, gestión, que es lo que hasta ahora, con excepción de algunos sectores, parece un poco ausente. Eso se refleja en las cifras de aprobación. En los ministerios en los que se ven la preservación de algunas cosas positivas son los que están mejor evaluados, sectores como Salud o incluso Economía, que son espacios que causan más preocupación, pero que han dado, dentro de todo, pasos prudentes.

(Con información de El Comercio)

TE PUEDE INTERESAR

+ Volvió la máquina celeste: Cristal goleó 3-1 a Alianza con doblete de Marcos Riquelme