13/06/2021

Loreto Noticias

El Acontecer del Perú y el Mundo

¿Por qué hay muertos por COVID-19 que ya estaban vacunados?

loreto-noticias-covid-19

Hoy se conoció que el jefe de la guardia del Hospital Arturo Illia, Argentina, murió ayer por la madrugada de coronavirus a pesar de que estaba vacunado.

La muerte por COVID-19 de María Castelló, una enfermera de 34 años este fin de semana, que había recibido las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus, conmueve a todos los profesionales de la salud.

A pesar de haber recibido una o dos dosis, hay cada vez más registros de fallecimientos por COVID-19. ¿Esto es normal, esperable? ¿Tiene que ver con una condición médica previa? ¿O que las vacunas no son 100% eficaces y menos con las nuevas cepas?

| LEE TAMBIÉN: Si ya se tuvo COVID-19, ¿los anticuerpos podrían proteger para siempre?

sintomas

La vacuna ayuda a disminuir la gravedad y mortalidad del virus, pero no impide 100% la posibilidad de infección y hasta una evolución severa de la enfermedad, teniendo en cuenta la condición previa del paciente.

Las vacunas tienen una eficacia que son alrededor del 90%. Hay un grupo de gente que no tiene una protección adecuada, pese a estar vacunados”. 

Esto mismo pasa con todas las enfermedades, como el sarampión, viruela, rubiola, la polio, etc., donde las vacunas no son totalmente eficaces.

“Si nosotros protegemos al 70% de la población contra COVID-19, estamos evitando que la misma tenga riesgo alto, como el actual, con muchísimos infectados por día y también muertos”.

vacunas

Sobre los fallecidos pese a estar vacunados, hay que evaluar también su condición médica. Si tuvieron comorbilidades, o que enfermedad que lo pueda predisponer a padecer COVID grave. Si es asmático, inmunosuprimido, diabético, etc”.

La medicina no es solo números. La vacunación es la única herramienta eficaz para salir de la pandemia. En algunos países del mundo como Israel o Reino Unido ya está controlada y no se declaran muertos por día.

Lo mismo ocurre en algunos estados de Estados Unidos.

vacunas

La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza hasta cierto grado a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o estos serán leves en futuras reinfecciones.

Pero eso no significa que el virus desaparezca. Incluso puede volver a contagiar. 

La clave está en la actividad del sistema inmunitario y en la capacidad de proliferación del virus en estas personas. 

Un sistema inmunitario entrenado elimina el virus antes de que éste pueda causar graves daños en el organismo.

En este momento en el mundo hay al menos 9 vacunas que han demostrado que son altamente eficaces a la hora prevenir la enfermedad que causa el virus SARS-CoV-2.

Eso quiere decir que si una persona vacunada se contagia del virus, tendrá menos probabilidades de desarrollar síntomas o enfermarse gravemente.

(Con información de Infobae)