13/06/2021

Loreto Noticias

El Acontecer del Perú y el Mundo

Vacunados: ¿Qué no hacer entre la primera y segunda dosis?

loreto-noticias-vacunados

La campaña de vacunación avanza en el país y en el mundo. Millones de personas ya pueden considerarse protegidas ante el COVID-19. Sin embargo, hay muchas medidas que aún debemos mantener para proteger a aquellos que aún no son inmunizados.

La mayoría de vacunas contra el COVID-19 requiere de dos dosis para que una persona logre el máximo potencial de protección. Una persona es considerada completamente vacunada cuando pasan dos semanas luego de la segunda inoculación, según los Centros para el Control y la prevención de Enfermedades de EE.UU.

Hay una serie de precauciones que deben tomar las personas que han recibido la primera de las dosis para no entrar en contacto con el virus.

| LEE TAMBIÉN: ¿Cuán conveniente puede ser la compra privada de vacunas contra la COVID-19?

Si esto sucede, al no estar completamente vacunados, es posible que la persona pueda infectarse y enfermar incluso de gravedad. A continuación, detallamos las medidas que debes en ese período tan importante.

1. No cambies tu rutina de inmediato

vacunados

La vacuna necesita tiempo para generar inmunidad frente al coronavirus. No funciona de manera automática, por lo que aún puedes contagiarte y enfermar luego de recibir la primera dosis, e incluso la segunda.

Lo que logran las vacunas es evitar que llegues a enfermar de gravedad por COVID-19, requieras hospitalización y, finalmente, fallezcas. Todavía se está investigando si las vacunas también evitan que te contagies, hay información respecto a las vacunas de ARN mensajero al respecto, pero aún no hay un consenso en ese sentido.

“Crear inmunidad requiere tiempo. Se considerará que estás completamente vacunado una vez que hayan transcurrido dos semanas de la segunda dosis de la vacuna de Pfizer/BioNtech o la de Moderna; 15 días desde la segunda dosis de la vacuna de AstraZeneca; o dos semanas desde la única dosis de la vacuna de J&J/Janssen contra la COVID-19”, explica Unicef.

En cuanto a la vacuna de Sinopharm, una persona se considera completamente vacunada al menos 14 días después de la segunda dosis. Además, según información oficial del Ministerio de Salud de Argentina, donde también se aplica la vacuna, “se recomienda respetar un intervalo de 14 días con la aplicación de otras vacunas”.

2. No dejes de usar la mascarilla

Si bien, en algunos casos, la primera dosis puede protegerte de enfermar de gravedad, no evita que transmitas el virus a otras personas. Entonces, para proteger a las demás personas, es importante que sigas manteniendo el uso de la mascarilla, y si es posible usar doble tapabocas.

La Organización Mundial de la Salud y otras entidades aclaran que, debido a que las campañas de vacunación avanzan de manera desigual en el mundo e incluso dentro de los mismos países, las medidas como el uso de mascarillas, distanciamiento físico, higiene de manos y ventilación de espacios cerrados deben continuar porque pasará bastante tiempo hasta que un importante porcentaje de la población esté vacunado y, por tanto, protegido.

3. Prepárate para los efectos adversos

Todos los medicamentos en general causan efectos secundarios. Estos pueden afectar en mayor o menor medida a cada persona. Las vacunas contra el COVID-19 son consideradas seguras para la población en general mayor de 18 años; los estudios en menores todavía se están realizando.

Algunas de ellas, como las de AstraZeneca o Johnson & Johnson, podrían causar efectos graves en un reducido grupo de personas, pero estos eventos adversos son muy raros. El Ministerio de Salud (Minsa) recomienda que ante cualquier efecto secundarios fuera de lo común, la persona debe acudir por ayuda médica.

Además, en el momento en que la vacuna es administrada, la persona debe permanecer en el lugar por media hora para que el personal de salud a cargo vigile cualquier signo de alarma. Ante cualquier eventualidad, los médicos y enfermeras están capacitados para responder en el momento, como explicó Mariana Mendoza, ex directora del Programa Nacional de Inmunización del Minsa.

4. ¿Debo dejar de comer ciertos alimentos?

En general, no hay evidencia que apunte a que deba haber una limitación específica en el consumo de algún tipo de alimento luego de la aplicación de una vacuna como la de COVID-19.

Sin embargo, si el médico o enfermera le realiza alguna indicación al respecto al momento de la aplicación, es importante que siga estas recomendaciones.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, es fundamental considerar que el consumo de alcohol no es recomendable cuando la persona se encuentra bajo cualquier tratamiento o terapia farmacológica.

(Con información de El Comercio)