18/09/2020

Loreto Noticias

El Acontecer del Perú y el Mundo

Vendedores informales se niegan a desocupar las calles en Belén

loreto-noticias-belen

Los mal llamados vendedores “ambulantes” que por muchos años ocupaban pistas y veredas de toda la zona adyacente al mercado principal de nuestra ciudad, continúan oponiéndose a desocupar lo que, según ellos, es casi su propiedad por el tiempo que vienen trabajando sin tener la autorización respectiva.

Hoy en horas de la mañana se produjo un enfrentamiento, intercambio de
golpes incluido, entre dichos vendedores y personal de Serenazgo de la
Municipalidad Distrital de Belén debido a que, desde la madrugada de hoy los desalojados vendedores, portando banderolas y pancartas y organizados por sectores, intentaron tomar, otra vez, posesión de lo que antes era su lugar de negocio informal.

En pocos minutos personal municipal y de la policía nacional que ya estaban alertados de las intenciones de los informales rodearon las zonas adyacentes para impedir que los manifestantes cumplieran con su objetivo de llegar al local mismo de la Municipalidad. El Alcalde Gerson Lecca García, dijo que no permitirán la vuelta de los informales, por su parte los vendedores dicen que “a las buenas o a las malas”, volverán a los lugares que antes ocupaban.

Nota de redacción: Ambulantes son los que venden su mercadería
caminando, se originó en la ciudad de Lima para denominar de alguna
manera a quienes expendían su productos caminando, desde la plaza de
Armas hasta la Plaza San Martín – por el Jirón de la Unión, no estaban en un
lugar fijo, de ahí el término ambulante.

Continúan robo de tapas de buzones de metal; Ya se hizo una mala
costumbre en nuestra ciudad que personas irresponsables se dediquen de
manera continua a sacar o robar las tapas de los buzones instalados en
medio de las pistas o calles asfaltadas, lo que permite que, periódicamente y
de acuerdo a lo programado, la empresa prestadora de servicios de agua
potable realice la limpieza de las alcantarillas para evitar la inundación de las calles por acumulación de basura y desperdicios múltiples.

Este hecho constituye un delito contra la propiedad y seguridad pública, ya
que, quienes los hurtan lo hacen cada cierto tiempo de manera que, quienes
manejan diariamente sus vehículos, de la noche a la mañana, se encuentran
con un vacío, un bache los mismos que ya han ocasionado diversos
accidentes, algunos de ellos, seguido de muerte.

La totalidad de estas piezas son vendidas en las chatarrerías, donde pagan
buenos precios, porque por ser hechos de cobre tienen un buen precio en el
mercado. Lo mismo sucede con los cables de transmisión eléctrica o de todo
aquello que contenga cobre, como los medidores de agua por ejemplo. Por lo general cuando se hacen inspecciones o intervenciones sorpresivas en esas chatarrerías la policía encuentra ahí las tapas metálicas robadas. Eso también causa perjuicios económicos a la empresa SEDALORETO.